jueves, 16 de abril de 2015

Gran Barcela


sábado, 14 de febrero de 2015

Cincuenta sombras de Freyk

Porque hoy era el día ideal, aquí tenéis de gratis esta página de Federik que se publicó en el número 1860 de El Jueves, hace un par de años. Y que está recopilada dentro del best-seller mundial Piraña social. Disfrutadla. Hoy no os habrá regalado nadie nada, pero aquí tenéis este delicado presente de mi parte. Porque os quiero. LOVE.

jueves, 11 de diciembre de 2014

martes, 21 de octubre de 2014

Morsa, vampiro, macho alfa

Tengo el blog bastante muerto, pero aprovecho que la buena gente de Gnomo me ha nominado a una cosa para darle algo de vida, algo de alegría. Algo de amor.
La cosa va de mencionar mis tres películas de terror favoritas. Yo llevo muy mal lo de elegir mis tres loquesea favoritos, así que lo que voy a hacer es hablar de las tres pelis que vi en esta última edición del festival de Sitges que me hicieron exclamar "ESTO ES CINE" y desgarrarme la ropa y comenzar a masturbarme en plena sala.

1- Tusk
Kevin Smith lleva todo este siglo dando bandazos muy fuertes en todas direcciones sin saber muy bien qué hacer. Igual se marca un telefilm soseras como te sale con Policías polis o te hace una de terror y religión tan buena que no te crees que sea suya. En esta deriva rara ahora sale con Tusk, de cuyo argumento cuanto menos se diga mejor. Porque hay que verla para creerla. Es como una sublimación de toda esta deriva a la que está abocado Smith desde hace años: la propia película da bandazos hacia un lado y otro durante todo su metraje, sin saber ni ella misma si tiene que dar risa o miedo. Y ahí reside toda su fascinancia. Una película rara y grotesca en forma y discurso. Un must.



2- What we do in the shadows
Un mockumentary sobre la vida de unos amigos vampiros que comparten piso en la Nueva Zelanda actual. Están implicados Jemaine Clement y Taika Waititi, dos de las tres patas que apuntalaron la serie Flight of the Conchords. Sólo por eso ya deberíais estar bajBuscándola en Filmin, o un sitio de estos. El humor de los Conchords arroja nueva luz a los tópicos vampíricos de toda la vida y, bueno, unas risas. Se llevó el premio del público, y con razón.



3- The guest
Que se podría haber llamado "Captain America gone wrong". Esta es del subgénero "tío que es demasiado majo para no ser un psicópata", y a ratos parece una Drivexploitation, con esa banda sonora y esa presentación del protagonista como el MACHOTE definitivo. Al final, como dice Ausente, no te queda muy claro si esto es un festival de tópicos o una parodia exagerada. En cualquier caso, fue uno de los visionados más divertidos que recuerdo en Sitges. Me lo pasé pipas.


jueves, 25 de septiembre de 2014

Gusta un mono


En noviembre saco libro nuevo. Vale, no es exactamente un libro nuevo, pero como si lo fuera: se trata de Like a Monkey: the 9 1/3 years edition. Es una recopilación de la serie que ya publiqué entre 2005 y 2006 en Fotolog, esa red social que sobrevive hasta hoy, aún estando permanentemente ahogada en su propio vómito. Ya hubo una edición de las tiras en papel en 2006, autoeditada y absolutamente agotada.

Esta nueva edición, a cargo de la gente de la editorial Fandogamia, es una cosa cuidadísima: he vuelto a meter mano a cada una de las tiras originales y las he coloreado y re-rotulado, además de cambiar ciertas cosas del dibujo y remozar diálogos que no me convencían con el paso del tiempo. Lo que se llama hacer un George Lucas en toda regla. Además, hay unas diez páginas de material nuevo creado para esta edición y alguna sorpresa muy loca. La verdad es que siento como si hubiera dejado esas tiras inacabadas hace nueve años y hubiera vuelto ahora para darles su forma final y definitiva.

En la nota de prensa difundida hoy hay más detalles. Recordad, noviembre. Habrá presentaciones y movidas. Stay tuned. Quedaos tuneados.

lunes, 9 de junio de 2014

Me quedo en Los 4 Fantásticos

Hola, buenas.

Llevo unos cuatro días dándole vueltas al SUPERTEMA, y ya me he hartado de pensar y he tomado una decisión. Versión corta: me quedo en El Jueves. Versión larga: el tocho que viene a continuación.

Como va a ser un texto largo y serio, voy a intentar amenizarlo poniendo en medio fotos de gatitos monos, ¿vale?



Veamos: el señor director de RBA decidió hace unos días imponer alegremente a la revista un veto sin sentido y de la forma más chapucera posible, destruyendo la imagen pública de El Jueves de forma difícilmente reparable. Eso sí, creo que conviene aclarar que este veto (dentro de lo grave que es que te veten de cualquier forma) se limita a tratar el tema de la monarquía en portada. En el interior, seguimos teniendo absoluta libertad para hablar de lo que nos dé la gana. Creo necesario aclarar esto porque he visto a mucho desinformado por ahí.




Así que, aún a pesar de este veto, El Jueves sigue teniendo mucha más libertad que la gran mayoría de medios de comunicación. Seguro que os vienen a la mente enseguida un montón de periódicos, canales de televisión... Todos ellos con muchos más vetos y censura que los que tiene El Jueves ahora mismo. Y ahí están y nadie dice nada. Los contenidos del interior de la revista van a seguir siendo tan cañeros como siempre, o incluso más, porque ahora estamos MUY cabreados.



Pero entiendo a los lectores que vayan a dejar de comprar la revista. Muchas reglas se han roto o han cambiado durante estos días, y todo este asunto ha estallado frente a la opinión pública del peor modo posible. Esto, unido al importante éxodo de autores, hace que no tenga una sensación demasiado optimista sobre la situación y futuro de la revista.


¡Ojo! Respeto y aplaudo las decisiones de todos mis compañeros, los que se quedan y los que se van. Estos días en redes sociales he visto mucha gente dejando comentarios en plan “espero que Fulanito se vaya también”, como diciendo “Fulanito, NI SE TE OCURRA ELEGIR LA OPCIÓN MALA”. Y aquí no hay opción mala. Ni buena. Todos tenemos motivos, y todos somos víctimas.



Como he dicho antes, los pensamientos que me rondan estos días sobre el futuro de la revista no son muy alegres. PERO.

RBA y la redacción de El Jueves son dos cosas separadas. A la redacción de El Jueves le debo mucho, muchísimo de lo bueno que me ha pasado en estos últimos siete años. Y no me da la gana dejarles tirados en un momento como este. Ni a la directora, Mayte Quílez, ni a nadie de redacción, ni a los compañeros que no tienen tanta opción y no pueden permitirse el lujo de pensarse si se van o se quedan.
Mis dos series van a seguir igual que siempre y esta censura no les va a afectar en absoluto. Esto es algo que puedo garantizar.
No sé si El Jueves va a seguir saliendo durante dos semanas más o un mes más o quince años más o lo que sea, pero yo ahí sigo. Un Fernández siempre paga sus deudas.



Y esto es todo lo que he llevado dentro durante estos días. Tenía que sacarlo porque se me había hecho bola. Gracias por leerme. Se avecinan tiempos interesantes. Interesantísimos.

martes, 13 de mayo de 2014

Que hable el gorila